UN PROBLEMA GLOBAL

Todos hemos visto imágenes desgarradoras de playas cubiertas con residuos plásticos y de animales con el estómago lleno de plástico. Es fácil sentirse desbordado por el problema y frustrado por el hecho de que en nuestra vida diaria estamos rodeados de plásticos de un solo uso sin otras alternativas. Nuestros esfuerzos por reducir nuestra propia huella ecológica con respecto al plástico y reciclar son admirables e importantes pero a menudo nos ponen delante pajitas, bolsas, botellas o envases de plástico antes de que podamos decir que no, o necesitamos productos que solo encontramos envasados en plástico. Estamos dentro de un sistema que no funciona, obstruido por tanto plástico y las personas que lo controlan no quieren cambiar el rumbo! La buena noticia es que juntos podemos cambiarlo.

UN PROBLEMA GLOBAL

Todos hemos visto imágenes desgarradoras de playas cubiertas con residuos plásticos y de animales con el estómago lleno de plástico. Es fácil sentirse desbordado por el problema y frustrado por el hecho de que en nuestra vida diaria estamos rodeados de plásticos de un solo uso sin otras alternativas. Nuestros esfuerzos por reducir nuestra propia huella ecológica con respecto al plástico y reciclar son admirables e importantes pero a menudo nos ponen delante pajitas, bolsas, botellas o envases de plástico antes de que podamos decir que no, o necesitamos productos que solo encontramos envasados en plástico. Estamos dentro de un sistema que no funciona, obstruido por tanto plástico y las personas que lo controlan no quieren cambiar el rumbo! La buena noticia es que juntos podemos cambiarlo.

250KG DE RESIDUUOS
AL AÑO POR FAMILIA

La contaminación por plásticos está afectando a todos los rincones de nuestro planeta. Desde las profundidades de los océanos hasta los bosques remotos, desde el ártico hasta las riberas de los ríos y las playas donde anidan tortugas marinas. Nuestra cultura del usar y tirar está destruyendo nuestro medio ambiente. Producimos demasiado plástico de un solo uso y solo una pequeña cantidad de lo que se produce se reutiliza o recicla de nuevo. Cuando llega a un vertedero o al medio ambiente el plástico no se degrada. Una vez en el medio ambiente, el plástico absorbe otras sustancias químicas tóxicas, se descompone en partículas diminutas, y crea una extensa contaminación o entra en la cadena alimenticia mediante su ingesta por la fauna marina.  Se han encontrado restos de plástico en la sal marina, el agua potable, o incluso en la cerveza! Millones de toneladas de plástico llegan a nuestros océanos cada año y, a menos que frenemos este flujo de residuos plásticos desde su origen, nos encontraremos en un punto sin retorno a nivel planetario.

250KG DE RESIDUUOS
AL AÑO POR FAMILIA

La contaminación por plásticos está afectando a todos los rincones de nuestro planeta. Desde las profundidades de los océanos hasta los bosques remotos, desde el ártico hasta las riberas de los ríos y las playas donde anidan tortugas marinas. Nuestra cultura del usar y tirar está destruyendo nuestro medio ambiente. Producimos demasiado plástico de un solo uso y solo una pequeña cantidad de lo que se produce se reutiliza o recicla de nuevo. Cuando llega a un vertedero o al medio ambiente el plástico no se degrada. Una vez en el medio ambiente, el plástico absorbe otras sustancias químicas tóxicas, se descompone en partículas diminutas, y crea una extensa contaminación o entra en la cadena alimenticia mediante su ingesta por la fauna marina.  Se han encontrado restos de plástico en la sal marina, el agua potable, o incluso en la cerveza! Millones de toneladas de plástico llegan a nuestros océanos cada año y, a menos que frenemos este flujo de residuos plásticos desde su origen, nos encontraremos en un punto sin retorno a nivel planetario.

¿CÓMO PODEMOS EVITARLO?

Muchos de nosotros frecuentamos cafeterías o restaurantes a diario o semanalmente. Si conseguimos que dichos negocios, desde el bar del barrio hasta las grandes franquicias de restaurantes, se impliquen en la campaña de reducción de plásticos de un solo uso, esto puede generar un efecto dominó de acciones encaminadas a la eliminación de los plásticos. Es importante no subestimar el poder de los pequeños cambios. Si logramos que uno de estos establecimientos dé  el paso, podemos utilizarlo para incentivar o presionar al resto y conseguir establecer barrios libres de plásticos de un solo uso. Todos los negocios pueden, y deben, reducir su huella ecológica con respecto a los plásticos desechables, y nosotros podemos ayudarles a apreciar el valor de dicha acción.

¿CÓMO PODEMOS EVITARLO?

Muchos de nosotros frecuentamos cafeterías o restaurantes a diario o semanalmente. Si conseguimos que dichos negocios, desde el bar del barrio hasta las grandes franquicias de restaurantes, se impliquen en la campaña de reducción de plásticos de un solo uso, esto puede generar un efecto dominó de acciones encaminadas a la eliminación de los plásticos. Es importante no subestimar el poder de los pequeños cambios. Si logramos que uno de estos establecimientos dé  el paso, podemos utilizarlo para incentivar o presionar al resto y conseguir establecer barrios libres de plásticos de un solo uso. Todos los negocios pueden, y deben, reducir su huella ecológica con respecto a los plásticos desechables, y nosotros podemos ayudarles a apreciar el valor de dicha acción.

EN IGUANA ESTAMOS
ELIMINANDO EL PLÁSTICO

Diferentes cadenas de comida, restaurantes y cafeterías están teniendo que enfrentarse a un movimiento creciente que les insta a dar un paso adelante y convertirse en los primeros en dejar de ofrecer a sus clientes artículos fabricados con plásticos de un solo uso. La decisión de dejar de utilizar plásticos de un solo uso como las pajitas o los vasos en establecimientos y cafeterías equivale a la desaparición de residuos plásticos. También constituye un punto de partida para la educación y el debate sobre la contaminación por plásticos, y sobre la necesidad de que las empresas y las corporaciones se impliquen en la búsqueda de soluciones para su reducción.

Es por ello que en Grupo Iguana ya hemos trazado nuestro objetivo de PLÁSTICO CERO en nuestros chiringuitos, haciendo un esfuerzo gigante en todos los sentidos, para poder eliminar el plástico de un solo uso en un entorno tan privilegiado como las playas del mediterráneo.

EN IGUANA ESTAMOS
ELIMINANDO EL PLÁSTICO

Diferentes cadenas de comida, restaurantes y cafeterías están teniendo que enfrentarse a un movimiento creciente que les insta a dar un paso adelante y convertirse en los primeros en dejar de ofrecer a sus clientes artículos fabricados con plásticos de un solo uso. La decisión de dejar de utilizar plásticos de un solo uso como las pajitas o los vasos en establecimientos y cafeterías equivale a la desaparición de residuos plásticos. También constituye un punto de partida para la educación y el debate sobre la contaminación por plásticos, y sobre la necesidad de que las empresas y las corporaciones se impliquen en la búsqueda de soluciones para su reducción.

Es por ello que en Grupo Iguana ya hemos trazado nuestro objetivo de PLÁSTICO CERO en nuestros chiringuitos, haciendo un esfuerzo gigante en todos los sentidos, para poder eliminar el plástico de un solo uso en un entorno tan privilegiado como las playas del mediterráneo.

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies